20/1/10

Cazadores Vampiricos

Así como existen vampiros reales, existen cazadores reales. Estos cazadores son tanto hombres como mujeres; el sexo no importa. Los cazadores reales tienen sólo una cosa en mente: dañar físicamente al vampiro, llegando incluso a dar muerte a su presa. Hay tres clases principales de cazadores: el Cazador Religioso, el Cazador Deportivo, y el Cazador por Venganza.

El Cazador Religioso

Esta persona puede ser de cualquier religión. Principalmente estos cazadores son cristianos, pero ha habido cazadores judíos y musulmanes. El cazador religioso está convencido de que el vampiro es un sirviente del Diablo. "Un Engendro del Infierno". Un verdadero demonio con el poder de robar almas y engañar al inocente. El cazador religioso cree que matar a un demonio no es un pecado, y realmente cree que todos los vampiros, o aquellos que claman ser vampiros, son pura maldad.

No va en contra de su moral o convicciones religiosas matar en el nombre de Dios o matar aquello que consideran que es maligno. Son muy peligrosos puesto que a menudo se niegan a escuchar (o creer) la verdad, creyendo que un "demonio" siempre miente y no es de fiar. Con frecuencia sienten que su deber es destruir a los vampiros. Estas personas también creen que hay un complot en preparación por los Vampiros y por el movimiento Gótico a través del mundo, especialmente en América, Alemania y algunos otros países en que el movimiento Gótico es una trama de corrupción de los inocentes del mundo (es decir, los niños u otras personas); estos cazadores también tienen tendencia a tomar por objetivos a estas personas. El desprogramamiento, el adoctrinamiento religioso e incluso los asesinatos es su forma de tratar con esta amenaza percibida contra los principios morales de la civilización.

El Cazador Deportivo

Él o ella, bien como cazador de animales pequeños o bien como cazador de animales grandes, caza por deporte. La emoción de la caza; la excitación de la victoria; y el ansia de matar. Debido a que el cazador deportivo ama la caza tanto como la conquista, este cazador advertirá frecuentemente a su presa, el vampiro, sobre sus intenciones de herirlo o matarlo. De esta forma sabe que el vampiro estará atento a la amenaza y le ofrecerá una cacería mejor y más interesante. Él sabe que el vampiro es una presa tan peligrosa como cualquier otro animal, grande o pequeño, y sabe que el vampiro hará todo lo necesario para defenderse a si mismo y proteger a sus amigos y familia.

Así que, generalmente el cazador advertirá al vampiro diciéndole quien es él y desafiándole, o acechándole primero, haciendo pequeñas cosas como acosarle y espiarle, permitiéndole saber que él está allí. En raras ocasiones, un cazador deportivo atacará al vampiro sin avisarle.

El cazador deportivo caza por deporte, para competir y sentir la emoción de una situación peligrosa. Si realmente se siente superior a su presa, le permitirá saber quien es y lo que se propone. Sino, el cazador entonces le acechará e intentará usar la psicología para enervar a su presa. El cazador religioso a menudo es más sigiloso en su propósito porque cree que el vampiro posee poderes sobrenaturales y, por eso, no da ningún aviso la mayoría de las veces.

El Cazador Vengativo

Ésta es una persona que caza para vengar a alguien que él conoce; puede ser un vampiro o un humano.
Ejemplo 1: Un cazador mata a un vampiro y un amigo del vampiro persigue después a este cazador.

Ejemplo 2: El vampiro mata a un cazador y el amigo de ese cazador persigue al asesino de su amigo para cazarlo.

Cualquiera que caza incluso para saldar una cuenta, es un cazador por venganza.

Existe también un tercer tipo de cazador, pero realmente no podemos decir que sea un verdadero cazador. Éste cazador es el propio vampiro. Caza a otros vampiros, normalmente por motivos criminales. Es el vampiro "policía". Su trabajo es seguir la pista, traer a la justicia o destruir al vampiro delincuente, el vampiro pícaro que rompe las leyes de su orden o comunidad vampira. Estos vampiros cazadores solamente tratan con otros vampiros. Sus leyes son muy duras para aquellos que rompen las normas.

Los Herederos normalmente pueden captar a un cazador; la mayoría de los Clásicos y otras denominaciones de la raza, a menos que el individuo sea muy psíquico, no puede hacerlo. Los cazadores con frecuencia son buenos hackers o detectives y pueden engañar con éxito a ciertas agencias u organizaciones para que les den una dirección o un número de teléfono. La mayoría de los cazadores quieren herir, o realmente matar, a quienes están cazando. Si embargo, muchos simplemente están bromeando, jugando a rol o fingiendo. Así que no es necesario que tengan miedo con cada amenaza.

Atte:
By.Alastor

3 comentarios:

Yun inakary dijo...

Interesante... El caso uno y dos son los mas comunes pero creo que hay cristianos de mente abierta

Yun inakary dijo...

Siento que hay cazadores cristianos de mente abierta, pero son poco a si como hay vampiros malos los hay buenos

Anónimo dijo...

Ami me gustaría ser un licantropo si uniera una manera de acerlo lo aria